Diferentes aleaciones del bronce

945 29 03 02
Diferentes aleaciones del bronce

Entre los materiales metálicos no férricos que fabricamos, uno de los que más nos solicitan nuestros clientes son las diferentes variedades de bronce que podemos suministrar. El bronce es una aleación, fundamentalmente de cobre y estaño, a la que también se pueden añadir otros metales como zinc, plomo, magnesio o aluminio, con el fin de modificar sus cualidades mecánicas. El descubrimiento de esta aleación mezclando el mineral de cobre (calcopirita o malaquita) con el de estaño (casiterita) en un horno alimentado con carbón vegetal, dio lugar a lo que históricamente se conoce como la Edad del Bronce, lo que muchos historiadores consideran la aleación más innovadora en la historia tecnológica de la humanidad.

Como distribuidores de materiales metálicos no férricos sabemos que variando la composición y el porcentaje de los metales empleados en la aleación, podemos alterar las diferentes propiedades (dureza, plasticidad, resistencia a la tracción y a la corrosión…) de cada pieza que sale de nuestras instalaciones. Así, por ejemplo, el bronce de cobre con un 10% de estaño es muy resistente a los agentes corrosivos, pero al añadirle aluminio a la mezcla disminuimos esta propiedad pero, a cambio, incrementamos notablemente la resistencia mecánica.

Con la adición de fósforo al bronce se forma un compuesto que aumenta la resistencia al desgaste y la dureza y que suele utilizarse para la fabricación de engranajes y cojinetes. El bronce al plomo se logra añadiéndose una pequeña cantidad de plomo al bronce líquido y se distribuye uniformemente  en pequeñas partículas. De este modo, el metal pesado actúa como lubricante en piezas sometidas a mucho desgaste por deslizamiento.

En Bron Plastic encontrarás diferentes aleaciones de bronce que puedes utilizar para la fabricación de cuantas piezas necesites